barritas de mora y limón

18 DICIEMBRE
Numar
Rinde
4 porciones
Calificación
Sin votos (todavía)
Chef
no indicado
IMPRIMIR
Compartir

Los ingredientes

Para la base: 1/4 taza (50 gramos) de azúcar granulada 1/4 cucharadita de rallado de limón 1/8 cucharadita de sal 1/2 taza (4 onzas o 115 gramos) de NUMAR, cortada en trozos 1 taza (125 gramos ) harina Para la capa de limonada: 1 taza (alrededor de 5 onzas o 140 gramos) de mora 2 huevos grandes 3/4 taza (150 gramos) de azúcar granulada 1/4 taza de jugo de limón recién exprimido, esto sólo debería requerir 2 limones 1/3 de taza (40 gramos ) harina Azúcar glas para espolvorear

La preparación

Precalentá el horno a 350 °F (180 °C) y un molde desmontable para hornear forrado con papel, dejando que se extiende hasta las dos caras. Engrasá con NUMAR el fondo y los lados. Para hacer la base: En un procesador de alimentos, batí el azúcar, la ralladura y la sal hasta que se mezclen. Añadí la NUMAR y batí hasta que se disperse uniformemente en la masa. Añadí la harina, batí hasta que se combinen y la mezcla se vea como en boronas gruesas. Presioná la masa en el molde preparado que cubra la base y los lados. No te preocupés porque quede perfecto, el mío fue no quedo nivelado. Horneá durante 15 minutos, hasta que esté ligeramente doradas en los bordes. Dejá enfriar sobre una rejilla mientras preparás el relleno (aunque no es necesario para que sea del todo). Deja horno. Para la capa de limonada: Hacé un puré con las moras en el procesador de alimentos hasta que estén bien licuadas. Pasá el puré por un colador de malla fina, tratando de exprimir todo el puré de mora que se pueda, dejando las semillas atrás. Terminá con 1/3 de taza de puré colado, no te preocupés si conseguís una pizca menos. En un tazón mediano, mezclá los huevos, el azúcar y el jugo de limón hasta que quede suave. Batí en 3 cucharadas de puré de mora. Agregá la harina. Vertí en la corteza de que estabas enfriando y colocá en el horno, cociná hasta que se vea firme (que apenas se agiten) unos 25 a 30 minutos. Dejá enfriar completamente antes de cortar en rectángulos. (Podés acelerar este proceso en el refrigerador.) Cortá los cuadritos del tamaño que más te sirva para lograr la cantidad de cuadritos que querés. Espolvoreá con azúcar en polvo antes de servir. Guardá en el refrigerador hasta por una semana.

Recetas Relacionadas

BARRITAS DE MORA Y LIMóN

Ingredientes

Para la base: 1/4 taza (50 gramos) de azúcar granulada 1/4 cucharadita de rallado de limón 1/8 cucharadita de sal 1/2 taza (4 onzas o 115 gramos) de NUMAR, cortada en trozos 1 taza (125 gramos ) harina Para la capa de limonada: 1 taza (alrededor de 5 onzas o 140 gramos) de mora 2 huevos grandes 3/4 taza (150 gramos) de azúcar granulada 1/4 taza de jugo de limón recién exprimido, esto sólo debería requerir 2 limones 1/3 de taza (40 gramos ) harina Azúcar glas para espolvorear

Preparación

Precalentá el horno a 350 °F (180 °C) y un molde desmontable para hornear forrado con papel, dejando que se extiende hasta las dos caras. Engrasá con NUMAR el fondo y los lados. Para hacer la base: En un procesador de alimentos, batí el azúcar, la ralladura y la sal hasta que se mezclen. Añadí la NUMAR y batí hasta que se disperse uniformemente en la masa. Añadí la harina, batí hasta que se combinen y la mezcla se vea como en boronas gruesas. Presioná la masa en el molde preparado que cubra la base y los lados. No te preocupés porque quede perfecto, el mío fue no quedo nivelado. Horneá durante 15 minutos, hasta que esté ligeramente doradas en los bordes. Dejá enfriar sobre una rejilla mientras preparás el relleno (aunque no es necesario para que sea del todo). Deja horno. Para la capa de limonada: Hacé un puré con las moras en el procesador de alimentos hasta que estén bien licuadas. Pasá el puré por un colador de malla fina, tratando de exprimir todo el puré de mora que se pueda, dejando las semillas atrás. Terminá con 1/3 de taza de puré colado, no te preocupés si conseguís una pizca menos. En un tazón mediano, mezclá los huevos, el azúcar y el jugo de limón hasta que quede suave. Batí en 3 cucharadas de puré de mora. Agregá la harina. Vertí en la corteza de que estabas enfriando y colocá en el horno, cociná hasta que se vea firme (que apenas se agiten) unos 25 a 30 minutos. Dejá enfriar completamente antes de cortar en rectángulos. (Podés acelerar este proceso en el refrigerador.) Cortá los cuadritos del tamaño que más te sirva para lograr la cantidad de cuadritos que querés. Espolvoreá con azúcar en polvo antes de servir. Guardá en el refrigerador hasta por una semana.